Pensamiento Visual o Visual Thinking

Hace poco tiempo escribía un post titulado “Qué gusto cuando se trabaja a gusto” y hacía referencia a esta metodología como una gran herramienta para varios fines.

En mi experiencia personal diría que me ayuda en dos planos: en el Macro porque me inspira y me permite tener la posibilidad de trabajar en una sola imagen toda la información que quiero comunicar (un dibujo, un mapa mental, un esquema…) y, en el Micro porque facilita la transmisión de conocimientos, ideas, emociones y situaciones en el día a día en mis formaciones y facilitaciones dentro de la comunicación con grupos y dentro del ámbito personal.

Por ello, quiero dar espacio a una amiga y gran especialista en este tema que es Inma Trapero (Directora de Humanar-t).
¡¡Espero que disfrutéis de la lectura de este artículo sobre Visual Thinking!!

Desde el comienzo de la sociedad de la información hasta nuestros días, el volumen de datos e información ha crecido al punto de resultar inabordable.

Por fin, la información está accesible a la gran mayoría, pero la paradoja es que ahora tenemos tanta, tan repetida y a veces tan incierta que nos hemos INFOXICADO.

infoxicado

En un contexto como este, para aprender, comunicarnos, estar informados y convertir datos en conocimiento, hemos de poner en marcha nuevas metodologías y herramientas, nuevas habilidades y competencias. El Visual Thinking es una de esas metodologías que nos facilita el manejo de la información, nos ayuda a poner en acción un conjunto de habilidades que no son socio-culturalmente dominantes, como son la intuición, la imaginación, la subjetividad, la visión holística de la realidad, etc.

Utilizar nuestras mente visual junto con nuestra mente verbal, que es la que  hemos sido educados, hace que nuestro pensamiento sea más rico, más agudo ya que maneje más variables: la palabra + la imagen.

Hoy en día sabemos que las teorías sobre la Hemisferidad están evolucionadas, si bien han contribuido a ampliar nuestros conocimientos sobre el cerebro y sus funciones, sabemos que todos  usamos ambos hemisferios simultáneamente, pero lo cierto es que nuestra cultura siente fascinación por las funciones del izquierdo y por ello, desde niños somos educados en el raciocinio, la lógica, etc. como herramientas esenciales, dejando de lado la divulgación y enseñanza de lo que no sea práctico: dibujar, imaginar, bailar, etc.

isual thinking hemisferios cerebrales

El Visual Thinking implica a una re-educación de esas habilidades adormecidas por falta de uso, una invitación a expresarnos con imágenes, gráficos, dibujos, ilustraciones, tipografías, para así reducir y manejar la complejidad de la información.

Es una metodología creativa, un lenguaje para la innovación que se apoya en esos elementos visuales, como herramienta para explorar pensamientos, solucionar problemas, generar ideas y ayudar a comunicarnos con efectividad, apoyando al Verbal Thinking que es el conjunto de herramientas de análisis en el que solemos ser educados.

Todos utilizamos naturalmente el pensamiento visual, aunque creamos que no, puesto que la primera limitación que encontramos es “yo no sé dibujar” y aquí conviene matizar que no es necesario tener un perfil artístico para expresarse con esquemas, dibujos e imágenes, al igual que no hay que ser un genio de la literatura para expresarse escribiendo.

Pensemos, por ejemplo, en un emoticono y lo mucho que expresa siendo simplemente un círculo con dos puntos y una raya. O en el típico árbol genealógico mucho más comprensible como esquema, que como texto, o las instrucciones de montaje de un mueble. Estos son ejemplos que nos muestran que todos podemos hacer uso de este tipo de pensamiento, para hacer más comprensible nuestro mensaje.

Los Beneficios de pensamiento visual:

  • Apoya la Memoria
  • Agiliza la Recuperación de la información
  • Mejora la Comprensión
  • Estimula la Creatividad
  • Es un Lenguaje para la innovación
  • Facilita la escucha
  • Facilita la concentración
  • Lenguaje universal (un dibujo lo entiende todo el mundo)
  • Visualiza soluciones rápidamente
  • Genera empatía 
  • Apoya nuestra imaginación 

Por ello, merece la pena empezar a bocetar nuestras ideas sin miedo, para comprobar como nuestra comunicación hacia afuera y hacia adentro, es más clara, personal y creativa.

Para ello, sólo necesitamos unos cuantos elementos:

Visual Alphabet_Visual thinking

Con ellos podemos crear esquemas y dibujos

El proceso que sigue un Pensador visual es simple pero efectivo

  1. Extrae la información (escuchada, leída, observada…)
  2. La clarifica y Simplifica
  3. Reconstruye los datos, pensando en la mejor manera de plasmarlos
  4. Mostramos los datos visualmente (esquema, dibujo o mapa)

visual thinking

 Las Utilidades que puedes encontrar son muchas, entre ellas algunas son:

  • Apoyar nuestros análisis, visualizando elementos del mismo
  • Notas más personales, divertidas y claras
  • Para solucionar problemas y ver más claras las soluciones
  • Para concentrar la atención de quién te escucha

Hoy son muchos los Pensadores Visuales que divulgan la conveniencia de incorporarlo en nuestro día a día.

Yo os voy a recomendar uno especialmente: DAN ROAM.

Y también hay muchos vídeos y recursos en la red, muy aprovechables y que animo a explorar.

Ánimo ponte a experimentar y verás como tu pensamiento se vuelve mucho claro, visualizas mejor las soluciones o planteamientos y los comunicas mejor”. – Inmaculada Trapero

 

Espero que hayas disfrutado de este artículo y ya sabes… Si te ha gustado, escribe al menos una sola acción donde puedas llevarlo a la práctica desde hoy mismo.

Un neuro abrazo,

Javier Eizaguirre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *