Actividad_visual_thinking

¡Mi Primera Felicitación de Navidad! Inspirada en Visual Thinking

Es posible que al leer el título de este post estés pensando: “Y esto de la Felicitación Navideña y el Visual Thinking… ¿Qué tendrá que ver con la Neurociencia y el Liderazgo?”

En mi opinión si tiene mucho que ver y voy a explicar como los he conectado. Como se viene diciendo desde los Clásicos, el verdadero liderazgo empieza por uno mismo desarrollando esta capacidad desde el autoconocimiento y la comprensión propia de nuestras capacidades tanto de las exploradas como de las inexploradas , nuestros valores, nuestros anhelos, etc. Este ejercicio de toma de consciencia permanente sobre quiénes somos y para qué estamos en este mundo es una forma de dar sentido a nuestra vida y entender que podemos aportar a los que nos rodean.

Una consecuencia de lo anterior es que somos más conscientes de nuestros valores guía a la hora de funcionar por el mundo tanto a nivel personal como profesional.  Me dije entonces: “Voy a enviar una Felicitación de Navidad diferente a lo típico y que sea única… y además quiero disfrutar del proceso (que no sea un tengo que enviar 500 felicitaciones…sino que quiero enviar este “regalo único” a todos aquellos con los que me relaciono)  y desarrollar más mi capacidad de facilitación con Visual Thinking…”

Como sabéis, el Visual Thinking es una metodología creativa y de comunicación que busca apoyar, estimular y expandir el pensamiento, su base son las palabras y, dibujos con alguna simbología que es entendida de forma común por la mayoría de la gente en un mismo sentido y que no necesita de explicación añadida (ideal para facilitar reuniones, equipos, proyectos… y sobre todo para conectarnos con nosotros mismos. Bueno, y también como se puede ver para hacer felicitaciones de Navidad).

Al hilo de esta metodología y conectando con mi rol de formador-coach-facilitador de equipos, en un post anterior titulado “Tenemos un potencial ilimitado”, habla sobre:”que nuestro cerebro trabaja fundamentalmente en dos planos: el del lenguaje (palabras, pensamientos, ideas, lógica…) y el de las imágenes (por esta vía se accede a la memoria, recuerdos, emociones, sensaciones… a un campo infinito). Se podría decir que el primero conecta con el cerebro consciente y el segundo con el cerebro inconsciente… la clave para conectarnos con nuestro potencial ilimitado es poner a trabajar ambos planos de manera coordinada, balanceada y armónica”.

Y este fue mi proceso de auto liderazgo conectado con las enseñanzas de la Neurociencia para la realización de una “tarea” que muchos de mis colegas y clientes consideran una obligación tediosa por la dedicación de tiempo, esfuerzo, dinero…; en algo apasionante, divertido, inspirador, nuevo para mí, que me abre otras posibilidades y me permite seguir aprendiendo y creciendo un poquito más cada día.

¡Y el mejor regalo fue el feedback que recibí sobre mi Felicitación, mucho más motivante e inspirador de lo que hubiera imaginado!

Un neuro abrazo,
Javier Eizaguirre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *