liderazgo_colores_post

El Liderazgo y Los Colores, “18 meses de trabajo en una sola imagen”.

Cada día me encuentro más situaciones en las que los clientes demandan “una foto” que les aporte mayor claridad para abordar procesos de transformación cultural y del liderazgo. Nuestro día a día nos lleva tanto a la tarea y a resolver lo inmediato que nos cuesta levantar la cabeza y tomar perspectiva.

Esta situación afecta cada vez más a los directivos debido a que cada día nos enfrentamos con mayor rapidez, nivel de exigencia y presión por acertar a las constantes y crecientes requerimientos de un entorno que lejos de ser amable cada día es más complejo e hiper demandante.  Sugiero una lectura sobre  productividad y perspectiva para dar respuesta a lo que acabo de exponer (leer artículo aquí).

En diferentes momentos podemos observar como los clientes literalmente se bloquean por esta presión de dar respuesta en todo momento ante el nuevo reto de la Organización que puede venir impulsado por la propia Dirección de la compañía, el Consejero Delegado, El Head Quarter o quien sea. Lo importante es que se demanda dar esa respuesta cualificada en tiempo y forma.

Este ritmo tan intenso que viven a diario muchos directivos y mandos intermedios provoca un impacto de primer orden en nuestro cerebro. En post anteriores he mencionado que debemos trabajar con nuestro propio cerebro y aliarnos con él porque de esta manera podremos obtener aquello que le demandamos. Lógicamente, para obtener buenos resultados debemos necesariamente conocer cómo funciona nuestro cerebro para saber sacarle el mayor provecho posible en cada momento.

En la foto que ilustra este post podemos observar cómo se puede articular el camino de un proceso de desarrollo y transformación de la cultura de liderazgo en una organización a 18-24 meses vista. Esta foto ha servido como referente y guía a mi cliente para plantearse como abordar un proceso de estas características y desarrollarlo en el tiempo; ademas, sientiendose acompañado y asesorado en todo momento por la Comunidad de Desarrollo de Liderazgo TLC Iberia a la que pertenezco, The Leadership Circle.

Como he comentado en nuestro post “Todos tenemos un potencial ilimitado… ¡¡¡100 Millones de neuromas más!!!”, nuestro cerebro trabaja en dos planos: el lenguaje y la imagen (colores, dibujos, esquemas, mapas, etc.).  Una posible solución para aportar a otros en su devenir diario es incorporar este tipo de ejercicios poniendo a trabajar a los dos hemisferios de nuestro cerebro a nuestro servicio.  Y si además le incorporamos una nota de color va actuar como un estímulo mayor para impulsarnos a seguir en dicha tarea hasta tener esa “foto-guía” que nos permite conectar aquello que está desordenado en nuestra cabeza, que además tenemos la intuición de que lo tenemos cerca pero no sabemos como conectarlo…

Os puedo asegurar que cuando realizo este tipo de ejercicios en color se produce un efecto de automotivación añadida (generamos dopamina entre otras cosas) que provoca mayores ganas, creatividad, diversión (mi cerebro le dice a mi mano el color que necesita sin decidirlo conscientemente) y claridad mental sobre lo que estoy haciendo. Os podéis imaginar que  mi grado de satisfacción aumenta sin limites debido al positivo impacto en mis clientes y también en mi mismo porque es otra ocasión para reconectar con mi cerebro y reforzar un hábito que apunta al desarrollo de mi potencial interior, y eso no tiene limites. Si os interesa profundizas un poco más sobre los colores, te recomendamos este artículo sobre “Cómo afectan los colores al ser humano”.

Un neuro abrazo,

Javier Eizaguirre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *