exito profesional

“Estar focalizado y gestionar tu atención”, algunas claves del éxito profesional.

Recientemente he publicado varios posts sobre la vital importancia que tiene este asunto y no me cansaré de insistir en ello. Este es un patrón que se aleja del patrón convencional de educación que nos han dado. Este patrón consiste, principalmente, en valorarnos por las horas de trabajo realizando una tarea determinada (foco en el “presentismo y el tiempo”; es decir, “que se te vea que estás con el culo pegado a una silla o presente ante tu jefe o los clientes y que cumples con un horario determinado”) en vez de valorarnos por nuestro potencial y lo que somos capaces de aportar. ¡¡Aunque esto ya está empezando a cambiar!!

Recordemos que aunque nuestro Cerebro puede ser nuestro mayor amigo y aliado también puede ser nuestro mayor enemigo. Me explico, la motivación principal del cerebro es la “supervivencia”; nuestro cerebro no está “para hacer amigos” sino que, en primer lugar, prestará atención a aquello que no le pone en situación de riesgo o amenaza. Por ello caemos constantemente en nuestros patrones de comportamiento porque son “cómodos” para nuestro cerebro, ya que los comportamiento están  automatizados y el cerebro puede optimizar su puesta en marcha (estamos en la zona de confort y nuestro cerebro es un experto en sugerirnos excusas para no salir de ahí).

Recordemos que nuestro cerebro consume mucha energía (entorno al 20%) para que todas nuestras funciones vitales estén a pleno rendimiento y, como si fuéramos una gran fábrica, cualquier mejora en la calidad y eficiencia de sus procesos supone hacer cosas diferentes y avanzar por nuevos caminos que implican un esfuerzo añadido de energía. Estos cambios para el cerebro  le suponen  incertidumbre, miedo al fracaso, validación propia, etc. En esta situación en la que ya estamos fuera de la zona de confort necesitamos saber como funciona nuestro cerebro para que se “acostumbre” a esas excursiones de riesgo que implican los nuevos aprendizajes.

Por ello, cualquier persona que pretenda ejercer un liderazgo sobre los demás deberá pasar primero por el proceso de toma de consciencia que implica el cambio de hábitos y adquirir nuevas formas de hacer. La persona que quiere ser líder deberá conocer muy bien su cerebro y sus patrones de comportamiento más habituales (que le mueve, sus creencias y valores, etc.) y dedicarse mucho tiempo al conocimiento de uno mismo con nuestras luces y nuestras sombras. (¿Cuánto tiempo dedicas cada día a conocerte a ti mismo y con qué grado de profundidad?)

Una técnica para lograr esto es el Mindfulness que es el “entrenamiento de la mente para generar consciencia”. Por ejemplo en un post anterior escribí que  “cada día un ratito gestionaba mi atención y mi ser hacia ese propósito y era como algo mágico porque no había distracciones sino atención plena en algo que tiene sentido para mí porque está conectado con mis valores…”, añadiría, “y para sacar nuestro potencial”.

Adjunto un link para profundizar en este tema y un breve extracto de una entrevista a Daniel Goleman sobre su libro Focus:

P.- Y, por último, dígame en dos frases para qué es útil la práctica de la conciencia plena:
R.- Desde una perspectiva utilitarista es una herramienta para conseguir lo que uno se proponga. Piense que las personas que logran un máximo rendimiento (ya sea en la educación, los negocios, el deporte o las artes) utilizan intuitivamente formas de focalización y de atención plena. Y desde una perspectiva más profunda es una herramienta para transformar la mente. La educación emocional dura toda la vida…
y

Entrevista de Daniel Goleman:
La Atención es un músculo y como tal puede ejercitarse y desarrollarse.

Un neuro abrazo,

Javier Eizaguirre.

Comments 2

  1. Fernando Molpeceres

    Gracias Javier, muy buena reflexión y puesta en común de conocimiento y real funcionamiento del cerebro. Como complemento a lo que dices en tu post, que suscribo al 100%, sugiero hablar de cómo gestionar dentro de una organización el que los empleados centren foco y atención, evitando la cada mayor tentación al desenfoque por el uso, abuso y dependencia de las tecnologías (móvil, mail, …). En mi opinión, la respuesta nace de un equipo directivo que se crea el mensaje de tu post y ponga los medios necesarios para que el “foco” realmente sea un fin entre los empleados, y para ello hay que crear una cultura de “foco y atención en lo importante” y desmontar creencias y mitos generados en torno al uso y abuso del mail y las nuevas tecnologías. Aunque parezca mentira, un curso de 1 dia para toda la organización en torno al buen uso de las herramientas tecnológicas, promovido y divulgado desde la alta dirección de la compañía, puede cambiar muchísimo el dia a dia, la cultura y los resultados de la misma. Eso sí, no basta con que la alta dirección diga que está de acuerdo con este mensaje, sino que debe mover a la acción a toda su organización. La pérdida de foco es uno de los grandes males de las organizaciones del siglo XXI.

    1. Post
      Author
      Neuro Management

      ¡Muchas gracias por tu comentario Fernando y por tu generosidad por la amplitud del mismo! Nos alegra mucho saber que compartimos intereses y preocupaciones comunes y que además se puede aplicar tanto a la vida personal como a la laboral. Con respecto a lo que dices de “mantener el foco” como Organización desde la Dirección es otra de las grandes claves y ruptura de paradigmas a los que nos vemos enfrentados hoy en día. ¡¡Creo que tu comentario puede ser inspirador para otros directivos!! Esperemos que nos lo cuenten.
      Un neuro abrazo,
      Javier Eizaguirre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *