6 claves por las que utilizar Historias

“La Historia del 6”

¡Tiempo estimado de lectura, 2 minutos!

Estimado lector, en este post quiero compartir contigo 6 claves por las que merece la pena utilizar historias y relacionarlas con un propósito. Por ello, creo que no se te habrá pasado por alto el nombre del “Neuro Management 6”. De hecho, muchas veces los clientes me preguntan y ¿Qué significa el 6…?

¡Claro, hay una historia detrás de ese nombre!

Como líder, formador, conferenciante o para cualquier momento en el que nos toque comunicar algo, conviene recordar que el conocimiento no solo está basado en los datos sino en las experiencias y vivencias de cada uno, que están guardadas en nuestro cerebro en forma de imágenes. Por ello, sugiero tener en cuenta estas 6 pautas o claves:

  1. Que la información sea o no importante depende de los intereses que se tengan en ese momento y del grado de atención que se ponga. Para ayudar al cerebro de tu audiencia empieza conectando el tema que vayas a tratar con una historia y comparte porque has contado esa historia. La clave está no solo en el contenido de la historia sino en contarla y compartirla.
  2. Recuerda que el cerebro piensa antes en imágenes que en palabras. Por ello, una historia que conecte de verdad con la audiencia formará en cada persona unas imágenes diferentes sobre la misma. Esto es lo que hace que cada persona pueda “vivir” esa historia como propia y le ayude a conectarla con otras vivencias personales. De ahí la gran importancia de este impacto.
  3. En el relato de nuestra historia, cuantos más sentidos estén involucrados mucho mejor. Esto provocará una mayor predisposición de nuestro cerebro para procesar dicha información y será más apoyada y expandida si usamos dibujos, imágenes, vídeos, objetos, la exploración sensorial, táctil, colores etc.
  4. Recordemos que tenemos una capacidad enorme de captar información a nivel inconsciente y, por ello, nuestro cerebro en función del interés que le suponga esa historia y de cómo sea dosificada la información de la misma, activará la memoria sensorial, la de corto o la de largo plazo.
  5. El lenguaje no es inocente. Toda historia tiene un componente emocional que nuestro cerebro es capaz de captar, procesar y dar una respuesta inmediata. ¿Cuántas veces nos hemos parado empáticamente con otra persona por un leve gesto que hizo, una sola palabra o por su voz temblorosa que nos ha tocado de lleno?
  6. Como he dicho antes, si lo que contamos es interesante, ilustrado, sencillo y nos toca la fibra emocional estaremos mezclando los ingredientes adecuados para generar la curiosidad que necesita nuestro cerebro y eso es algo irresistible y un gran aliciente para captar su atención plena.

Aludía al principio de este post a mi historia con el “6”. Realmente hay varias historias asociadas junto a este número… ¿Te has dado cuenta que en la web de Neuro Management 6 hay 6 fotografías en la página de inicio? ¿Podrías imaginarte qué historia hay detrás de cada fotografía?

¡Si te animas a imaginártelo, me encantaría conocer tu historia!

Para más información, te invito a visitar: Cómo las buenas historias pueden cambiar la química del cerebro de tu audiencia y moverla a la acción

Comments 1

  1. Carmelina López de Lozano

    Me interesa mucho el tema, gracias por este material, seguiré leyendo para aprender sobre el mucho más, saludos y éxitos, feliz 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *